comunicación

Por qué tu organización no capta.

La captación de fondos es una necesidad recurrente en las entidades. Por no decir un quebradero de cabeza que a menudo no se sabe cómo solucionar…. No hay varitas mágicas que den respuestas (¡ni dinero!), pero sí algunos hechos que se repiten detrás de esta necesidad y que se pueden trabajar. A continuación, algunas ideas y pautas para poner sobre la mesa.

 

Pide de forma directa. Para captar, para conseguir, es necesario pedir de forma clara y directa. Colabora, hazte socio, haz un donativo… son palabras que deben incorporarse en el día a día de las entidades.

 

Explica para qué pides. ¿Cuál es el problema? ¿Qué quieres conseguir? ¿Qué va a conseguir el apoyo que estás pidiendo? Si no sabes para qué estás pidiendo, la persona destinataria tampoco lo sabrá.

 

A nivel interno, plantea la captación de recursos sin complejos. De forma natural. Las entidades no viven del aire y necesitan soporte. No quiere pedirse. No se sabe. Da vergüenza. ¿Por qué? Ser no lucrativo no significa que el dinero no sea importante. No se existe para hacer dinero. Pero se necesitan para hacer lo propio de la organización.

 

Suma. No seas tú solo. Consigue soporte interno, recursos, tiempo, complicidades, ayuda. La captación de fondos debe ser un aspecto integrado en la entidad, no un mal necesario.

 

Piensa tu mix ideal. No todas las entidades son iguales ni su entorno es el mismo. Eventos, socias, empresas, peer to peer, socios, crowdfunding. Todo tiene pros y contras. Haz una lista y avanza hacia la estructura que mejor encaje en la organización.

 

Planifica. No improvises. Si necesitas dinero de forma rápida y urgente, ya llegas tarde. Es necesario pensar, planificar, incluir la captación de fondos como un área de trabajo más dentro de la organización.

 

Qué pedir, a quién y cómo llego. El mensaje debe ir dirigido al público específico. No sirve todo para todos. Qué dirás, a quién lo dirás y cómo vas a llegar. Esto determinará el cuerpo de la acción.

 

Siembra, cuida y recoge. En ese orden. No se puede recoger si no se ha sembrado primero. Hay que ser paciente, ir cuidando, recordando, haciéndose presentes… y explicando cómo la entidad está haciendo un mundo mejor.

 

Comunica siempre. Por último, pero no menos importante, comunica. Siempre. Recuerda que estás. Recuerda para qué existes. Crea comunidad.

 

 

Si haces todo esto, ¿captarás? Seguro que sí. Ponlo sobre la mesa, organízalo, créetelo y sal a pedir. Lo que es seguro, es que, si no lo haces, no vas a captar.