Queridos Reyes Magos

Artículo publicado en bloc.xarxanet.org

Este año me he portado muy bien. Como todas las personas que trabajamos en el Tercer Sector, he trabajado más horas de las que he cobrado. Claro, que también he recibido mucho más de lo que he dado, por tanto, no me quejaré.

De todos modos, este año, no quisiera pedir por mí, sino por todas las entidades que luchan por mejorar la vida de tantas y tantas personas.

Quisiera pedir más inconformistas. Más personas que salgan a la calle y griten bien fuerte que ya es suficiente. No tenemos una sociedad justa y por supuesto muy alto.

También quisiera más utópicos. Aquellos que imaginan que un mundo mejor es posible. Personas que encuentran nuevas maneras de organizarse y de buscar soluciones. Pero no los utópicos de sofá, sino de los que se arremangan y se ponen a trabajar.

Y unos cuantos más voluntarios. Aquellas personas que dedican horas y horas a hacer cosas por los demás. Ya hay muchos, pero aún queda trabajo por hacer.

Quisiera que las entidades aprendieran a comunicar. Para compartir y para existir. Abrir las puertas y ventanas hacia fuera para encontrar más inconformistas, más utópicos y más voluntarios.

Más dosis de creatividad, planificación y constancia. De creatividad tienen mucha, las entidades. Sino no se entendería que hicieran tanta y tanta trabajo con tan pocos recursos … Pero un poco más de planificación las ayudaría a canalizar la creatividad y organizarse mejor. La constancia permitiría trabajar sin desinflarse y sin caer en el hacer por hacer, sino siendo consciente de que tan pronto se acaba, hay que volver a empezar.

También quisiera más profesionalización en la gestión… Ya sé que hay entidades muy profesionalizadas … Pero centrarnos tanto en la causa ha hecho olvidar la gestión de los recursos económicos, los recursos humanos, de la captación de fondos, de la organización interna, los procesos estratégicos, … Las causas, las organizaciones no lucrativas, necesitan gestión para funcionar, para vivir y para sobrevivir.

Me parece que, por este año, ya es suficiente. Muchas gracias. Yo me seguiré portando bien.

PS. Quisiera dar las gracias a todas las entidades medioambientales, culturales, de familiares de enfermos mentales o de personas con discapacidad, entidades sociales, asociaciones de vecinos o de madres y padres que me he ido encontrando a lo largo del año. Personas que trabajan con y para los demás. A todos vosotros, feliz año nuevo lleno grandes deseos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.